El universo único de Claude Nori

“Les désirs sont déjà des souvenirs”. Con esta cita de Italo Calvino se da nombre a una de las secuencias que expuso “la Valid Foto Gallery”. Lo informal de la expresión viene porque ya puedo decir que cada vez que voy me encuentro como en casa.

No creo que pueda sentirme identificada con el mensaje de esas palabras, ni siquiera con esa época ya que apenas tenía diez años. Pero sí que puedo encontrar en mis recuerdos todo un universo de chicas Nori, nombre acertadamente otorgado por los directores de la exposición para denominar a esas pre, post y plenamente adolescentes tan identificables con las que fueron nuestras madres, tías y demás.

Que la narración de la exposición resulta excepcional no tiene que suponer ninguna sorpresa si previamente se ha visitado cualquier muestra que nos ofrece la galería*. Las series no están únicamente relatadas con sumo cuidado y conocimiento de los fotógrafos que allí se exponen, sino que en cualquiera de tus visitas puedes contar con las explicaciones que allí te ofrecen de forma totalmente desinteresada.

NEREIDES

Desde su carácter multifuncional la exposición también presenta el portafolio realizado por ellos mismos. Resulta curioso observar cómo en este homenaje, transforma la carnalidad de Nori en algo casi divino.

STROMBOLI

La exposición contaba con un plato fuerte recomendado para los más cinéfilos. En una de sus andanzas, Nori se va a Stromboli con su amante y allí decide retratarla como si de Ingrid Bergman se tratara. Para los que recordamos la película como si la hubiéramos visto ayer mismo se trata de una experiencia de revisión inolvidable. Stromboli desprende una serie de emociones y esencias que Nori es totalmente capaz de volver a plasmar.

Para acabar y como contraste os dejo una foto que contiene los colores típicos de la época y que nos revela el universo Nori casi en su totalidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

*Podéis acceder aquí a la entrada sobre Masao Yamamoto. Un pequeño apunte: lo curioso del contraste reflexión Yamamoto – carnalidad Nori entre las dos exposiciones.

Anuncios